EL PRINCIPITO
Homenaje a Antoine de Saint-Exupéry

Texto: R M G

Portada de El Principito de Antoine de Saint Exupery

Portada de el libro El Principito de Antoine de Saint-Exupery.

El pequeño habitante del asteroide B 612 ha dejado grandes reflexiones a la humanidad. Se trata de El Principito, la obra literaria más vendida y traducida en el mundo; una bella metáfora sobre la vida, la amistad y el amor en forma de fábula infantil para adultos. Su autor, el francés Antoine de Saint-Exupéry (1900–1944), hace un relato filosófico sobre la relación del ser humano con su prójimo y con el mundo, en momentos de conflicto (2da Guerra Mundial), en los que a él le tocó vivir como piloto. 

Esta obra considerada como uno de los mejores libros de todos los tiempos y un clásico contemporáneo de la literatura universal, fue escrita en Abril de 1943, hace 77 años. Su mensaje está más vigente que nunca en estos tiempos de crisis mundial, de desesperanza e incertidumbre existencial. 

El Principito (Le Petit Princere), representa el niño que todos llevamos dentro y los sentimientos de amor, esperanza e inocencia que alimentan nuestra vida. Su forma de ver el mundo motiva al piloto (Antoine de Saint-Exupéry), a escribir el relato para reencontrarse con el niño que alguna vez fue.

Private Wall Magazine, le hace un homenaje a Saint-Exupéry, publicando una reseña de su más célebre libro, donde se exaltan valores y consideraciones sobre la vida, que tanto se necesitan hoy.      

Sinopsis del Libro


El principito narra la historia de un piloto que, mientras intenta reparar su avión averiado en medio del desierto del Sahara, se topa con un pequeño príncipe proveniente del asteroide B 612, que le pide insistentemente que le dibuje un cordero y que nunca olvida una pregunta.

El autor de El Principito, Antoine de Saint Exupery

El autor de El Principito, Antoine de Saint-Exupery.

El piloto empezará a descubrir la fascinante historia del principito, que comienza en su asteroide, donde vivía con tres volcanes, uno inactivo, y se entretenía en arrancar las malas hierbas y ver puestas de sol.

Un día en el suelo del asteroide del principito nace una flor. El principito la cuida y atiende con dedicación, pero la flor es dramática y caprichosa, y esto le molesta. El principito entonces decide abandonar su asteroide y emprender un viaje por el universo en busca de un amigo.

En la travesía, que llevará al principito a visitar varios asteroides hasta llegar al la Tierra, conocerá a una variado grupo de excéntricos personajes que lo convencen de lo extraño que es el mundo de los adultos, tan ocupados siempre en asuntos serios e importantes, que se olvidan de disfrutar la vida.

En la Tierra, el principito entrará en contacto con animales, flores y personas. Será allí donde, antes de encontrar al piloto, conocerá al zorro, quien le revelará la importancia de la amistad y el valor del amor que siente hacia su flor. Será la nostalgia por ella y la decepción que le causa el mundo de los adultos lo que motivará al principito a regresar a su planeta.

El Principito mira el pájaro en la noche estrellada.

El Principito mira el pájaro en la noche estrellada.

 

Análisis de frases de El Principito

 

El Principito y la rosa

El Principito y la rosa.

“Lo esencial es invisible a los ojos”.

Esta frase se la dice el zorro al principito. Significa que el verdadero valor de las cosas se escapa a los ojos, pero no al corazón. Es una reflexión sobre aquellas cosas que, a veces, no somos capaces de ver, pues las observamos con una mirada superficial. No siempre lo más importante es lo evidente. Esta es una constante en el libro, que nos llama a ver más allá de las apariencias.

“Fue el tiempo que pasaste con tu rosa lo que la hizo tan importante”.

La frase se la dice el zorro al principito. Significa que las relaciones y los afectos se cultivan con el tiempo, y que es todo ese tiempo que les dedicamos lo que las hace valiosas para nosotros. Reflexiona sobre la importancia de dedicar tiempo a las cosas que queremos, y sobre la responsabilidad de ser constantes en nuestras relaciones, sean de amistad o de amor.

El Principito mira la noche estrellada

El Principito mira la noche estrellada.

“Si tú vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, desde las tres comenzaré a ser feliz”.

Esta frase se la dice el zorro al principito. Expresa la felicidad que nos produce la amistad y la forma en que este cariño se muestra en la necesidad imperiosa que sentimos de ver a alguien querido. Habla también de la importancia de cumplir con las expectativas de las personas que queremos y de la responsabilidad que asumimos ante ellas.

“Eres responsable para siempre de lo que has domesticado”.

La frase se la dice el zorro al principito. Significa que cuando se ha cultivado una relación, de amistad o de amor con otra persona, esto nos convierte en corresponsables del progreso de esa relación. Nos recuerda que cuando “hemos domesticado” una relación con otra persona, nos hemos vuelto muy importantes el uno para el otro, y no podemos abandonarnos.

“Solo hay que pedir a cada uno lo que cada uno puede dar”.

Esta frase se la dice el rey al principito. El rey era incapaz de ordenar algo que no pudiera ser cumplido. Decía que para ser obedecido solo se debía mandar aquello que los demás estuvieran dispuestos a hacer. Es una frase que habla sobre la importancia de la bondad en el poder.

Biografía de Antoine de Saint-Exupéry

 

Antoine de Saint Exupery frente al avión, El Intransigente.

Antoine de Saint-Exupery frente al avión, El Intransigente.

(Lyon, 1900 – en el mar Tirreno, 1944) Novelista y aviador francés. Sus experiencias como piloto fueron a menudo su fuente de inspiración como escritor. Tercero de los cinco hijos de una familia de la aristocracia (su padre tenía el título de vizconde), Antoine de Saint-Exupéry vivió una infancia feliz en las propiedades familiares. Quedó huérfano de padre a la temprana edad de 4 años y se crio en el entorno femenino de una familia aristocrática de la ciudad de Lyon (donde su madre trabajaba como enfermera). Terminó el bachillerato en 1917, en el colegio marianista Villa Saint-Jean de Friburgo (Suiza) y, tras ser rechazado en la escuela naval, se hizo piloto cuando estaba cumpliendo el servicio militar en 1921, en Estrasburgo.

No tardó en integrarse en la escuadrilla de pilotos que cubrían los tramos de «la Línea» que transportaba el correo entre Toulouse, Barcelona, Málaga, Tetuán, Sahara español, hasta las antiguas colonias francesas, en lo que luego sería Senegal. A finales de 1927 fue destinado como jefe de escala a Cabo Juby, entonces bajo administración española, donde inició con cierta constancia su vocación literaria. En 1928 se trasladó a Sudamérica. En 1929 se publicó Courier sud y a finales de 1930 Vol de nuit, que le supuso un gran éxito al obtener el premio Femina; ambas giran en torno a sus experiencias como aviador.

Vivió en Concordia, Argentina, pero en Buenos Aires conoció a quien sería su esposa, la millonaria salvadoreña Consuelo Suncín, fue nombrado director de la empresa Aeroposta Argentina, filial de la Aéropostale, donde tuvo la misión de organizar la red de América. A partir de 1931, la progresiva bancarrota de la Aéropostale puso término a uno de los capítulos más épicos de los pioneros de la aviación, aunque todavía se extenderían sus hazañas hasta la revolución aeronáutica provocada por la Segunda Guerra Mundial.

Antoine de Saint Exupery

Antoine de Saint Exupery.

Desde 1932, y dadas las dificultades de su empresa, Saint-Exupéry se consagró al periodismo y la escritura. Hace reportajes sobre la Indochina Francesa (hoy Vietnam) en 1934, sobre Moscú en 1935, y sobre España en 1936, previos al inicio de la Guerra Civil. Sin embargo, no dejó de volar como piloto de pruebas, participando en algunos «raids» o intentos de récords, que en ocasiones se saldaron con graves accidentes, como el ocurrido en la zona del Sahara vecina a Egipto en 1935.

Sus reflexiones sobre el humanismo las recogió en Terre des hommes, publicado en 1939. Ese mismo año, fue movilizado por el Ejército del Aire, como piloto de una escuadrilla de reconocimiento aéreo, caracterizada por misiones suicidas y estratégicamente absurdas, en pleno arrollador avance alemán. Tras el armisticio forzado por la ocupación alemana de Francia, abandonó Francia, y a través de sus agentes literarios se instaló en Nueva York llegando a participar en alguna de las campañas orquestadas para que los estadounidenses entraran en la guerra.

Descontento con su participación pasiva en el conflicto y habiendo sido rechazado sistemáticamente como piloto, por fin, en la primavera de 1944, fue destinado a Cerdeña y luego a Córcega en una unidad de reconocimiento fotográfico del frente alemán en los prolegómenos del desembarco aliado en Provenza. El 31 de julio de 1944, a las 8:45 horas, Saint-Exupéry despegó a bordo de un Lightning P-38 para una misión de reconocimiento sin armamento de una base aérea en Córcega, con una autonomía de vuelo de seis horas, sobre los movimientos de las tropas alemanas en el valle del Ródano poco antes de la invasión aliada del sur de Francia. No regresó jamás.


Libros de Antoine de Saint-Exupéry

 

El Principito en el asteroide con la rosa y el volcán

El Principito en el asteroide con la rosa y el volcán.

Deseos de felicidad: Las citas más bellas de Antoine de Saint-Exupery – 2014  

Ciudadela – 1948  

Carta a un Rehén – 1943 (2011)  

El Principito – 1943  

Piloto de Guerra – 1942  

Tierra de Hombres – 1939  

Vuelo Nocturno – 1931  

Correo del Sur – 1928 

El grupo editorial, Penguin Random House, ofrece el libro El Principito, en versión digital,  para que todos en casa puedan tener acceso a esta maravillosa obra literaria. 

Créditos

Fabián Coelho, Licenciado en Letras, es el autor de la sinópsis del libro, así como del análisis de las frases célebres de la obra.

La biografía de Saint-Exupéry corresponde a Wikipedia.