Respuesta Educativa a las
Exigencias del MERCADO LABORAL actual

Texto: Rusé Martín Galano
Fotografía: Cortesía Google Images

Hay un hecho irrefutable: La tecnología ha sacudido al sector laboral, transformando su dinámica de manera drástica. No hay empleo del futuro, porque ya es presente. Esta situación ha generado diferentes demandas de nuevos perfiles profesionales, con habilidades y competencias disímiles.

Hace muy pocos años atrás, no existían profesiones como: arquitecto de Big Data, ingeniero de Inteligencia Artificial o experto en CiberSeguridad.

Esta situación ha movido también a los centros de estudios que se ven obligados a reflexionar sobre cómo se debe modificar y transformar la educación para satisfacer la demanda profesional actual.

Logo IMF Business schoolCarlos Martínez, presidente de IMF Business School, expresa lo siguiente: “No solo el trabajo ha cambiado, también la forma de acceder a él. Por este motivo, las escuelas de negocios debemos estar más actualizadas y preparadas que nunca. Solo de esta forma podremos dar respuesta a las exigencias del mercado laboral actual”.

Private Wall Magazine, entrevistó a Carlos Martínez, presidente de IMF Business School, en Madrid, España, para que nos explique cómo se está trabajando para formar a sus alumnos en competencias y habilidades acordes con las exigencias del nuevo mercado laboral.

Entrevista

Ruse Martín Galano: Háblenos de las nuevas rutas de aprendizaje en sus programas de formación, basadas en el uso de Inteligencia Artificial, Big Data e, incluso, realidad virtual.

Mercado-LaboralIMF Business School: Desde las escuelas de negocios llevamos años buscando nuevas rutas de aprendizaje a través de la incorporación de la Inteligencia Artificial, el Big Data o la realidad virtual, porque somos conscientes que estas nuevas tecnologías van a posibilitar un aprendizaje más inmersivo como viajar sin salir del aula, rompiendo así las barreras geográficas y temporales. Sin embargo, aún queda mucho por hacer y a medida que sus costes bajen, estas herramientas irán ganando cada vez más terreno en las aulas.

RMG: La tendencia es, una formación personalizada, adaptada a diferentes necesidades. Explíquenos, ¿ qué es la metodología student centered?

IMF BS: Frente a las tradicionales estructuras verticales, IMF Business School acompaña al alumno durante todo su proceso de formación en cualquier modalidad (presencial, semipresencial y online). Esta metodología, no solo ayuda a retener mejor los conocimientos, sino también aumenta la motivación y el compromiso del alumnado. Una metodología que favorece una formación cada día más personalizada, poniendo a los estudiantes en el centro y desarrollando de una estrategia adaptada a sus diferentes necesidades.

RMG: Algunas escuelas de negocios, mantienen una relación activa con las empresas más punteras de los diferentes sectores, para desarrollar conjuntamente programas adaptados a las demandas del mundo real y elaborar así, contenidos actualizados. ¿Podría indicarnos algunos ejemplos de esta dinámica de trabajo conjunto y cómo IMF Business School, la ha aplicado en el pensum de estudio?

Mercado-LaboralIMF BS: Un ejemplo reciente de ello es nuestro acuerdo con Indra, con quien hemos puesto en marcha la I edición de becas de estudio del 100% dentro de nuestro Máster en Big Data y Business Analytics, para España y México. Este convenio se suma a los acuerdos de cooperación educativa que tenemos con más de 2.000 empresas de todos los sectores, en las que poder realizar prácticas laborales. Para la escuela, es imprescindible ofrecer a sus alumnos la oportunidad de establecer ese contacto con el mercado laboral y conocer las necesidades reales de las empresas.

Las empresas alertan cada vez más de la dificultad para contratar perfiles tecnológicos; por eso, hoy más que nunca el binomio universidad-empresa se convierten en la clave para la formación de nuevo talento, de perfiles tecnológicos que puedan incorporarse al mercado laboral. Un mercado que a veces va demasiado deprisa, hay profesiones que hace cinco años ni existían y hay un desajuste entre lo rápido que va la tecnología y la confección de los programas académicos. Por eso, debemos apostar por una formación del futuro para el empleo del presente.