CÓMO VIVIR 120 AÑOS
Con plenitud

Texto: Rusé Martín Galano
Fotografía: Cortesía Google Images

Desde tiempos remotos, el tema de la inmortalidad, ha sido un delirio constante en la historia de la humanidad. La vida eterna pudiera dejar de ser una quimera para convertirse poco a poco en una realidad.

juventud y envejecimientoLos avances tecnológicos quizá tengan algo que aportar: El grupo chino Huawei, uno de los mayores fabricantes de smartphones, reconoce estar explorando la perspectiva de la inmortalidad, como lo hacen en Silicon Valley.

Para la ciencia, la longevidad se ha convertido en uno de los temas centrales de este siglo, desarrollando opciones terapéuticas para curar enfermedades, hasta hace poco letales. Las Tecnologías Genómicas, la Epigenética, la utilización de las células madre, la regeneración de órganos, el desarrollo de la inmunoterapia en el tratamiento del cáncer y la aplicación de tecnologías físicas, son parte de esta lucha contra el tiempo biológico del ser humano.

cadena-ADNLa Dra. María Blasco, bióloga molecular y una de las mayores expertas del mundo en la investigación contra el envejecimiento, dice que el hecho de considerar el envejecimiento como algo natural durante mucho tiempo, evitó que la ciencia estudiara cómo evitarlo. Según esta investigadora española, se trató de una barrera mental y no científica.

Vladímir Khávinson, presidente de la Asociación Europea de Gerontología y Geriatría, señaló en la revista Naked Science, que el prolongamiento de la vida va a jugar un papel cada vez más importante en el mundo actual.

Oscar Wilde, hablaba de la inmortalidad a través de su famosa novela, El Retrato de Dorian Gray. El escritor argentino, Jorge Luis Borges, reflexionó sobre este tema, a través de su obra literaria, El Inmortal.

Lo cierto es que hoy, la medicina antienvejecimiento, permite llegar a la optimista conclusión de que pronto podremos llegar a vivir con plenitud 120 años, e incluso, a revertir ciertos marcadores asociados al envejecimiento. Para conocer con detalle sobre este fascinante tema que a todos interesa, Private Wall Magazine, entrevistó al escritor español y neurópata, Adolfo Pérez Agustí, en Madrid, España. Pérez Agustí, escribió el libro: Cómo vivir 120 años.

proteina-eterna-juventudRusé Martín Galano: ¿Por qué no queremos envejecer?

Adolfo Pérez Agustí: Por el concepto tan peyorativo de lo que implica el envejecimiento, esto es: deterioro físico (especialmente la belleza), disminución de las habilidades cognitivas que dificultan las relaciones sociales y la pérdida de la autosuficiencia. También, y de esto apenas se habla, porque vemos la muerte muy cercana y no sabemos qué nos espera después. En este sentido, las personas se autoengañan cuando dicen que no les importa morir, pero todas prefieren que sea mañana, mejor que hoy.

RMG: ¿Es la vejez un tabú?

APA: Imposible que sea así, pues la sociedad nos habla continuamente de ello. Lo que ocurre es que siempre vemos un poco más viejo al vecino, alguien que está peor que nosotros, y nos consolamos con ver a las nuevas generaciones en pos de su felicidad. Luego están esos guetos tan crueles a los que llamamos residencias de ancianos o asilos, un lugar al que ningún joven desearía ir a vivir el resto de su vida. Un lugar donde el anciano solamente ve diariamente la muerte y la decrepitud. Ese es su destino, les decimos sin decírselo.

PORTADA-Libro-Vivir-120-anosRMG: ¿Cuál es la diferencia entre el envejecimiento natural y el patológico?

APA: No existe un envejecimiento natural, ya que realmente son cambios que nos llegan, aunque no nos gustan. A partir de los 60 años, los humanos entramos en una nueva etapa de adaptación que podría ser la mejor de todas, sino nadie utilizase la palabra “viejo” para insultarnos.

El envejecimiento patológico, durante el cual la decrepitud física y mental se instaura en nosotros, es producto de nuestra vida anterior. Somos la consecuencia de nuestros errores y aciertos.

Debo alertar que el consumo de fármacos, especialmente analgésicos, antiinflamatorios y ansiolíticos, impiden que el propio organismo se adapte y trate de lograr de nuevo la homeostasis. Al no percibir un problema, no elabora el remedio.

RMG: Si envejecer es un hecho irreversible, ¿de qué manera podemos sobrellevarlo?

APA: Hoy consideramos viejo a una persona mayor de 65 años, pero si miramos siglos atrás esa etapa estaba ya en los 50 años. Así que y si estamos seguros de alcanzar los 120 años de vida –como mínimo-, nos sentiremos igual que un adolescente que está comenzando a descubrir el mundo, de un joven que intenta su independencia y de una persona adulta que se afianza en sus logros. Es una cuestión de perspectiva personal. Personalmente, soy un veterano de la vida, nada menos.

RMG: ¿Podría hablarnos de la programación interna negativa sobre la vejez?

APA: Claro, no somos solamente un organismo biológico como insisten los científicos. Así cómo pensemos, cómo sintamos y nos comportemos, así estará nuestra parte orgánica. Debemos mirar a la sociedad con orgullo de lo que somos y en ocasiones con pena por lo que ellos hacen. Somos afortunados por estar vivos y tener ganas de seguir así.

eterna-juventudRMG: ¿Cuál es la clave para llegar a los 120 años?

APA: Si existiera una clave… En mis libros he sintetizado doce requisitos imprescindibles para llegar a esa edad, pero la mayoría son puramente cognitivos. El principal, sin el cual nada conseguiremos, es querer alcanzar los 120 años de vida con plenitud. Tristemente, es el más difícil de lograr y la mayoría de las personas se asustan de ello. El concepto peyorativo del que hablé anteriormente.

RMG: El envejecimiento se da en todos los seres vivos, ¿cuál es la diferencia en el proceso entre unos y otros?

APA: La mayoría de las especies mantienen el mismo índice de longevidad que hace milenios, pero el ser humano es diferente. No solamente se adapta, sino que cambia su entorno, se une a grupos, utiliza a los animales en su provecho, cuida a sus descendientes y, lo más importante, se hace preguntas, lo que le lleva a fundirse con el Todo.

envejecimientoRMG: ¿Se pueden revertir los marcadores biológicos del envejecimiento?

APA: Casi todos, aunque la medicina convencional los califica como procesos crónicos y no intenta curarlos, solamente paliarlos. A nivel biológico, podemos revertir estos procesos de envejecimiento a 15 años atrás, pero el fatalismo médico y el de las propias personas, hace que ni siquiera lo intenten.

RMG: ¿Puede la terapia antienvejecimiento recomponer lo que ya está gastado?

APA: La teoría de desgaste es una de las muchas que existen para explicar el envejecimiento, pero no la más importante. Lo que deberíamos hacer es adaptarnos nuevamente al cambio de la vida, tal y como hemos hecho desde el nacimiento, y buscar mecanismos que nos permitan seguir adelante. No hay que insistir en mejorar una parte orgánica que está agotada, y es mejor potenciar las que aún están bien. ¿Por qué dedicarnos a saltar a la comba, si nos resulta más fácil aprender a bailar el tango?

RMG: ¿Cuáles son los 10 aspectos para no ser un anciano?

APA:

  1. Cambio de la percepción (es anciano quien así se reconoce)
  2. Tiempo (No somos un hecho cronológico, somos lo que queremos ser)
  3. El reposo (Tan importante como el movimiento)
  4. envejecimientoNutrición (Exclusivamente alimentos de la tierra. Si corre o vuela, déjalo ir)
  5. Coordinación cuerpo-mente (Ahí está nuestro mayor potencial)
  6. Ejercicio (Movimiento cotidiano placentero sí, deporte competitivo nunca)
  7. Eliminar las toxinas (Las peores toxinas son las de la mente perversa, pero, ya puestos, ¿por qué no dejamos los medicamentos en las farmacias?)
  8. Amor (Hay que entregar amor, no demandarlo. “Busco alguien que me ame y me haga feliz”, es una frase estúpida y egoísta)
  9. Flexibilidad y creatividad (Continuamente adaptándonos y diseñando nuestra propia vida, que nadie nos la organice)
  10. Mente activa (Nuevos retos al conocimiento y para eso tenemos la universidad, los centros culturales, la Cruz Roja, las asociaciones)
  11. Evitar el desarraigo social (No permitir que nadie nos expulse de nuestro hábitat, de nuestra casa, de nuestro entorno, y nos dejen participar en el bienestar de la sociedad)

RMG: ¿Podría hablarnos de los Telómeros y de la Telomerasa?

APA: Junto con la hormona DHEA, son los dos grandes descubrimientos de la biología. Galardonados ambos con un premio Nobel, tenemos ahí la clave de la longevidad, pero los médicos y los servicios estatales de salud, no manifiestan apenas interés por ello. Quizá es que quieren que nos muramos cuanto antes para ahorrarse las pensiones.

La hormona suprarrenal DHEA fue considerada durante años la hormona de la eterna juventud y ahora, ni los endocrinos la utilizan.

Y la integridad de los telómeros merced a la enzima telomerasa, explicaría por qué algunas personas son longevas y otras no, la razón de los fracasos médicos y las enfermedades crónicas. Quizá es mejor dejar a la gente en la ignorancia.

diez mandamientos de la longevidadRMG: ¿Cuáles son los 10 Mandamientos de la Longevidad?

APA:

1- Querer llegar a ser longevo. Si su idea de la longevidad es buena y deseable, ya tiene dado el primer paso, y el más imprescindible. Solamente se alcanza lo que deseamos.

2- Estar convencido de que llegará. Ese pensamiento debe permanecer en su mente todos los días de su vida, y no es cuestionable. Usted llegará a cumplir 120 años sin lugar a dudas. Es su deseo, y ya sabe que su destino no está escrito en ningún sitio místico, usted lo escribe.

3- Tener una razón para llegar. Es eso que llaman el leit motiv, el motivo conductor de su vida. Aquello por lo cual merece la pena luchar, perseverar o vivir. La mayoría de los grandes longevos tenían un motivo importante, como por ejemplo dejar huella en este mundo, alcanzar sus sueños, o cuidar de familiares o personas desvalidas.

4- Tener una creencia espiritual sólida. Si su mente racional le dice que no hay nada más allá de lo que ven sus sentidos, su misión en la vida será muy corta. Intente comprender y estudiar las creencias religiosas y místicas que han perdurado en el tiempo. Seguro que se identificará con una de ellas y ese impulso vital le hará casi eterno porque se sentirá acompañado y protegido.

5- Dieta hipocalórica. Es el primero de los mandamientos de longevidad que no tiene relación con la mente o el alma. También es el más fácil de cumplir y el más económico de todos. No más de 1.800 calorías/día.

6- Actividad mental variada. Su mente racional debe estar siempre en activo, en total renovación. Solamente se oxida y muere lo que no tiene función. Estudie, investigue, pruebe cualquier opción que obligue a su mente a que permanezca en plenitud. Y eso durante toda su vida. Hay tanto que aprender…

7- Ejercicio físico moderado. Si quiere, puede acudir periódicamente a un gimnasio, aunque no le será imprescindible. Trabaje suavemente, no se fatigue y sienta placer por el movimiento, sin competir con nadie. Y lo más importante: estírese ampliamente todos los días. Si su cuerpo se dobla, su vitalidad también.

8- Consuma alimentos saludables. Este requisito ya es de dominio universal, aunque la gente no tiene claro en qué consiste un alimento saludable. Consuma alimentos de la tierra, nada más. Si son biológicos, mejor, pero no son imprescindibles. La carne ni la pruebe, pues se trata de cadáveres en el segundo estado de putrefacción y con el dolor acumulado en sus cadenas de ADN.

9- Rodéese de un ambiente saludable. Y esta recomendación no solamente está relacionada con el aire o la contaminación en general, sino con su entorno más cercano. Aléjese de las personas hostiles, de las masas vociferantes, de los programas de televisión degradantes, y busque grupos o personas afines a sus creencias y deseos. Si tiene pareja estable, reviva su amor; y si está solo, busque alguien con quien caminar por la vida. El ser humano es social, gregario, no debe vivir solo pues la soledad le volverá egoísta y eso es antinatural.

10- Consuma nutrientes específicos y plantas medicinales. Ahora hay un arsenal de productos dietéticos y plantas medicinales inocuas que le ayudarán a permanecer sano y fuerte. Asesórese mediante un profesional o libros sobre cuáles le convienen a usted. Deberá consumirlos de forma alternativa durante toda su vida, del mismo modo que deberá dormir, comer y amar. Y si es posible, sustituya los medicamentos por plantas medicinales; son tan orgánicas como usted, incluso nuestras células son casi idénticas.

Si desean tener acceso a los libros del escritor, Adolfo Pérez Agustí, aquí les dejo los link.

Visite y compre: Medicina antienvejecimiento (Cómo vivir 120 años)

Visite y compre: Telómeros y epigenética (Modificando nuestros genes)