Antonio Garrigues Walker
Nacionalismos y Populismos

Texto: Ruse Martín Galano
Fotografía: Fundación Rafaél del Pino

Private Wall Magazine estuvo en la Fundación Rafaél del Pino, en Madrid, España, en la presentación del libro: Manual para vivir en la era de la incertidumbre, del autor, Antonio Garrigues Walker, reconocido jurista, experto legal en inversiones extranjeras, en España. Garrigues, ha asesorado a grandes multinacionales, así como al Gobierno español en materia de legislación económica, especialmente en el campo de las inversiones extranjeras. También, presta su asesoramiento y conocimiento jurídico a gobiernos como el de Estados Unidos y Japón, en sus relaciones con España.

En este encuentro, Antonio Garrigues Walker, habló sobre “Nacionalismos y Populismos: causas, culpables y soluciones”. Al respecto, indicó que estamos viviendo cuatro revoluciones al mismo tiempo: una revolución sociológica: la de la mujer; una revolución tecnológica, una revolución científica y una revolución política. Según el jurista, esto crea en la gente una sensación de inseguridad, de que no controla sus movimientos. En este contexto, Antonio Garrigues, enfatizó que el populismo ha devorado el mundo occidental: la victoria de Trump, el Brexit, el auge de Alternativa por Alemania o la llegada al poder en Italia de una coalición de dos partidos populistas. La única excepción es Japón, porque es una isla y está un poco lejos, pero también, sobre todo, porque en el mundo oriental el interés general prevalece sobre el individuo.

Conferencia-Magistral-de-Antonio-Garrigues-Walker

Conferencia Magistral de Antonio Garrigues Walker.

Garrigues señaló que para desarrollarse, el populismo tiene que tener culpables que no sean ellos. Eso le permite acceder a un mercado político que, en estos momentos, está vacío. Walker explicó, por ejemplo, el caso de Trump: En Estados Unidos, la clase media representa el 72% de la población y gana menos que hace diez años, porque la riqueza allí se concentra cada vez en menos manos, como muestra que la participación en la riqueza total del 1% más rico es cada vez más grande. Clinton no representa a esa clase media y el Partido Demócrata no presentó una oferta alternativa a Trump. Lo único que está haciendo es descalificar a Trump, cuando la descalificación es una forma de reforzar al populismo. Trump, en cambio, habló de los problemas de esa clase media y ganó. Y es que se ha roto un contrato social en virtud del cual había que ir al crecimiento económico, sin que se esté produciendo una distribución justa de la renta generada. Si la desigualdad resulta excesiva, se genera una reacción contra el sistema.

Otro factor importante para explicar el auge del populismo, según Garrigues Walker, es la entrada de China en la Organización Mundial del Comercio, lo que le ha permitido reducir sus enormes niveles de pobreza mediante la inserción global de la sociedad y el traslado masivo de la gente del campo a la ciudad. El auge de China, según Garrigues, se utiliza como ejemplo para cuestionar el modelo económico y democrático, debido al ejemplo que proporciona de un país con una dictadura comunista, que es capaz de desarrollarse en términos económicos como lo está haciendo.

En este contexto, indicó Walker, que el Occidente democrático está teniendo graves problemas porque en países como Rusia o China, se ha consolidado un poder autárquico de una persona. Frente a ello, el sistema político occidental no está funcionando bien, no es eficaz, lo que lleva a la gente, en especial a los jóvenes, a pensar que no es el mejor sistema para resolver los problemas.

Entrevista a Antonio Garrigues Walker

Rusé Martín Galano: En el diálogo sobre “Nacionalismos y Populismos: causas, culpables y soluciones”, habló sobre experiencias de populismo en Europa y en Estados Unidos. ¿Qué opinión tiene sobre el populismo en Latinoamérica y sobre la incidencia que pudiera tener el caso Venezuela sobre España?

Antonio Garrigues Walker: El populismo tiene siempre las mismas causas: inmigración y desigualdad económica y sobre todo por lo que luego diré. Lo de Venezuela es un caso más.

RMG: El escritor peruano, Mario Vargas Llosa, expresó lo siguiente: “… si hay una doctrina que está contra el nacionalismo sin complejos de inferioridad, es el liberalismo, porque el amor a la libertad es la esencia misma de su pensamiento. El nacionalismo está enemistado con la libertad. Por eso, es muy importante para el liberalismo rechazar al nacionalismo, porque es un enemigo de la democracia y en su fondo hay racismo al convertir en un valor la pertenencia a una nación determinada.” ¿Qué piensa sobre esta aseveración?

AGW: Es una aseveración muy bien formulada y muy certera. El liberalismo rechaza el nacionalismo excluyente y también el populismo radical.

RMG: Populismo y Nacionalismo, ¿a quién le endosamos la culpa de estos males, Sr. Garrigues?

Antonio Garrigues WalkerAGW: Tenemos que asumir la culpa los no populistas porque somos conscientes de que ha concluido el contrato social que teníamos y todavía no somos capaces de ofrecer alternativas válidas. Este vacío lo han aprovechado los populistas para ocupar el poder político en la gran mayoría de los países occidentales.

RMG: Albert Ainstein, sostenía lo siguiente: “Desgraciadamente, la tecnología se ha puesto por encima de la inteligencia humana”. Elon Musk, físico, visionario magnate que fundó PayPal, la compañía de vehículos eléctricos y baterías Tesla, la corporación espacial privada SpaceX, entre otros, dice lo siguiente: “ … la humanidad se enfrenta a una nueva y formidable amenaza: la inteligencia artificial (IA)”. Musk, indica que las cosas van demasiado rápido y que por eso, la IA es una tecnología que puede resultar tan peligrosa como los maletines nucleares. Usted, por su parte, indicó lo siguiente: “El avance de la tecnología y de la ciencia es absolutamente impredecible, podemos encontrarnos con situaciones radicalmente distintas a las que vivimos hoy en un periodo muy corto de tiempo, en seis, siete meses. Estamos en un proceso de cambio permanente, inevitable e inexorable.” ¿Cree usted que los seres humanos seamos capaces de controlar y de manejar esta realidad inexorable?

AGW: Seremos capaces. Hemos superado bien todas las revoluciones históricas y lo haremos otra vez con esta revolución tecnológica a pesar de todas las dificultades y de las complejidades e incertidumbres. El ser humano acabará dominando esta época.

RMG: Usted indicó que el movimiento feminista, #Me Too, implica un cambio sociológico importante. Que lejos de terminar, apenas comienza. ¿Qué representa esta iniciativa y a quiénes realmente beneficia?

AGW: La iniciativa es claramente de las mujeres y lo están haciendo de forma admirable. Y el beneficio va a ser para toda la sociedad. El creciente protagonismo de la mujer es el que ha enriquecido la vida democrática española y también la económica.

RMG: ¿Qué le quitaría, qué le pondría y qué le dejaría a su carrera profesional de más de 50 años ininterrumpidos? ¿Cómo leeríamos su balance profesional?

AGW: No se puede quitar ni dejar nada de lo que es nuestro pasado. Ahí está. Yo estoy satisfecho en su conjunto, pero cada vez soy más consciente de que he podido y debido hacer más. Tengo ciertamente menos méritos que culpas.

RMG: Muchas Gracias, Sr Antonio Garrigues Walker !

Biografía Antonio Garrigues Walker

Antonio Garrigues WalkerAntonio Garrigues Walker, inició su carrera profesional en 1954, cuando pasa a formar parte de la firma Garrigues, fundada por su padre, Antonio Garrigues Díaz-Cañabate, y su tío, Joaquín Garrigues Díaz-Cañabate. Ocupa el cargo de presidente del despacho desde 1961, a los 27 años. Además, preside la Fundación Garrigues y la Cátedra Garrigues de Derecho Global, de la Universidad de Navarra. Es Patrono de Honor de las Fundaciones Consejo España-Estados Unidos, Japón, China y Australia y Patrono de la Fundación España-India.

Su preocupación por el fenómeno de la Globalización, le llevó a ser pionero en la cooperación con bufetes internacionales siendo, por ejemplo, presidente de la Asociación Mundial de Abogados. Es miembro del grupo español de la Comisión Trilateral. Junto a su labor como jurista, siempre ha mantenido una intensa actividad en la vida social, empresarial y cultural del país. Así se reflejó en su paso por la política. En 1982 creó el Partido Demócrata Liberal (PDL), del que fue elegido presidente. Esta formación política se integraría en 1984 en el Partido Reformista Democrático, una operación impulsada junto con Miquel Roca para tratar de ocupar el espacio político de centro.

Antonio Garrigues Walker ha sido nombrado Abogado Mundial por el Centro de la Paz a través del Derecho y patrono vitalicio de la Fundación José Ortega y Gasset. Fue el asesor especial del alto Comisionado de Naciones Unidas para refugiados (ACNUR) y actualmente es Presidente de Honor de España con ACNUR. Fue elegido miembro del Comité Nacional de Acreditación de ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación). Además, es el fundador del Capítulo Español de Transparencia Internacional (TI), organismo para la lucha contra la corrupción. Antonio Garrigues Walker es presidente y consejero de diferentes empresas y Doctor Honoris Causa de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales de Buenos Aires (Argentina), por la Universidad Europea de Madrid, por la Universidad Ramon Llull de Barcelona y por la Universidad Pontificia de Comillas de Madrid.